martes, 28 de abril de 2015

Porque el Día del Libro puede ser cualquier día

Es extraño hablar hoy del día del libro, ya que fue hace casi una semana, pero, aunque me encanta celebrarlo, yo soy de las que abogo por que cada día puede ser el Día del Libro.
Por eso he optado hoy por haceros las típicas recomendaciones literarias propias de este día:






Para emocionarte: La nieta del señor Linh, Philippe Claudel 

Una historia emocionante, que te mueve algo dentro, por su sencillez y por la bondad de sus personajes.







Para reflexionar: Rebelión en la granja, George Orwell

Esta lectura es uno de los imprescindibles del siglo XX, aunque es una historia ficticia sorprende lo magníficamente bien que relata la realidad tanto de la historia como del egoísmo humano.








Para intrigarse: Diez negritos, Agatha  Christie

Si un libro te mantiene en tensión hasta el final merece ser más que recomendado, sobretodo si el final te deja pasmada.







Para leer algo distinto: Lady Susan, Jane Austen

Una historia de Jane Austen pero con un estilo que se sale de lo norma, por si queréis leer algo bueno de una forma diferente.










Para sentirse clásico: Hamblet, Shakespeare

Porque de vez en cuando apetece leerse algo de lo que todo el mundo habla, y ha hablado a lo largo de siglos. Ésta es una buena elección.







Para teatreros: La casa de Bernarda Alba, Federico García Lorca

Una obra de teatro con una historia tan increíble y emocionante que, si nunca te has atrevido con este género, no querrás soltarlo.










Para odiarlo o amarlo: El señor de las moscas, William Golding

Porque es un libro polémico donde los haya, toca temas más que duros y te hace replantearte muchas cosas. Yo lo amé, ¿y tú?







Espero que os hayan gustado mis recomendaciones, si habéis leído alguno o lo queréis leer comentad, y sobre todo, leed.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada