viernes, 18 de noviembre de 2016

Reseña: Orange #1

25186720Título: Orange
Autor: Ichigo Takano
Número de páginas: 224
Saga: Sí (#1)
Editorial: Tomodomo
Género: Manga Shojo








El primer día de clase, Naho recibe una misteriosa carta de quien dice ser su yo del futuro en la que se predice de forma exacta cada cosa que está a punto de pasarle. Además, la remitente le aconseja no llevar a cabo determinadas acciones. Haciendo caso omiso de ella, Naho invita al chico nuevo que acaba de llegar desde Tokio, Kakeru, a salir con sus amigos después del instituto. Pero algo terrible le ocurre a Kakeru ese día. Algo que podría no haber sucedido si hubiera vuelto antes a casa. Sabiéndolo, Naho decide comenzar a seguir las instrucciones que recibe desde un mundo futuro en el que Kakeru ya no existe. Pero hacer frente al presente sin dejar lugar para el arrepentimiento no resulta tan sencillo como debiera.



Hoy voy a hablaros del primer manga que me leo, y no es que sea por falta de ganas, pero sinceramente me daba un poco de reparo leer manga. Simplemente es porque me parecían muy finos y no sabía si iban a lograr transmitirme con la mezcla de imágenes y texto, acostumbrada como estoy a leer novela. Además, lo reconozco, tenía ciertos prejuicios hacia el tipo de historias que se contarían. Pero nada más lejos de la realidad, estoy completamente encantada de haber conocido este extenso mundo de los mangas. En concreto éste lo había fichado hace un tiempo bicheando entre las estantería de cómics de mi librería favorita, pero como os he dicho no me había lanzado.
Pero fue el hecho de haber estado en la Japan Weekend lo que me lanzó a comprármelo porque me dije a mí misma, ¿cómo me voy a ir de aquí sin un manga? Y he de confesar que me decanté por este por su preciosa edición y su precioso dibujo, porque no tenía ni idea de qué iba. Y no podría estar más contenta de mi elección.

Aunque al principio no tenía ni la más remota idea de lo que iba, en seguida lo entendí todo, y es que la historia nos narra como Naho comienza a recibir cartas de su yo del futuro indicándole las cosas que quiere que cambie en el pasado/su presente. Y la verdad es que me parece una trama chulísima, sobre todo porque me encantan las paradojas temporales. Sobre todo dentro de la historia lo que más me gustaba era cuando se veía a su yo del futuro/presente y te iba explicando cómo había llegado a la decisión de mandarse las cartas al pasado (aunque en este tomo no se desvele cómo lo logra)((la escena cuando abren la cápsula del tiempo, qué dura)). Además me gustó un montón ir viendo como se cumplían las predicciones y cómo Naho a veces decidía hacer lo que le pedía la carta y a veces no, y tratar de deducir en qué afectaría eso al futuro.
A lo largo de este tomo se van viendo dos historias de amor, la que va surgiendo entre Naho y el recién llegado Kakeru cuando tienen 16 años y la que tienen Naho con uno de sus amigos en el presente, con Suwa (del cual estoy perdidamente enamorada). Por supuesto la principal es la de los 16 años, que me parece muy tierna porque va surgiendo poquito a poco y lo que me gusta especialmente es que es super cuqui cómo se van fijando en los pequeños detalles el uno del otro *-* 
Pero también he de confesar que hay actitudes que me resultaron un poco extrañas en la historia. Por un lado actitudes machistas como el hecho de que ella quiera conquistarle por medio de cocinarle todos los días o coserle (hola?! en que siglo vivimos?!). Y por otro lado que Kakeru empiece a salir con una tía que no conoce de nada al poco de llegar, o la actitud de la prota que de repente se queda callada y chilla su nombre (a mí es que estas cosas me chocan mucho, igual es algo cultural).
Eso sí, el final del tomo me pareció impresionante y me dejó con muchísimas ganas de leer el resto, un hurra por el cliffhanger que hace la autora.

En cuanto a los personajes, ya os he comentado que adoro totalmente a Suwa, me parece monísimo y super adorable. Y en general todo el grupo de amigos se me hizo muy simpático y cada uno está muy bien definido y tiene un buen papel dentro de la historia. De hecho la que menos me gustó fue la Naho de los 16 años (aunque a los 26 me cae mejor) y es que no sé qué me pasa pero siempre me caen mal los protas jajaja Por su parte Kakeru me cae bien pero tampoco me parece nada del otro mundo, aparte de ciertos momentos cuquis que tiene con la prota.

Para concluir decir que el dibujo me parece una pasada, es suuuper bonito. Y qué decir de la edición de Tomodomo que está muy cuidada, con una sobrecubierta en todo claritos que es preciosa y la cubierta en líneas simples y plateadas. Un gustazo leer mi primer manga así, con una historia tan original y una parte visual tan currada.

Pd. Hay también en esta edición otra historia de la autora añadida al final que se llama Astronauta en Primavera... Y que sencillamente me pareció horrible. No me gustaron ni los personajes ni la "trama" ni nada. Me parece increíble que sea de la misma autora que crea algo tan chulo como Orange.

Lo mejor

La trama, que tiene pinta de ir a ponerse muuuy compleja, y los personajes bien trabajados.


Lo peor

La historia final y algunas actitudes que no entendía o me parecían machistas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada